Me he encontrado en ocasiones algunos desarrolladores de software que, al menos aparentemente, se obstinan en hacer las cosas exageradamente complicadas. Tanto es así que parece que lo hacen como seña de identidad: cuanto más abstruso más demuestro lo bueno que soy. Digo yo que lo mismo iban por ahí lo tiros.

No obstante, la pregunta que hay que hacerse cuando escribimos una nueva pieza de código es, "¿lo entenderemos nosotros mismos dentro de un tiempo?", si la respuesta es afirmativa, la siguiente pregunta sería "¿lo entenderán los demás, aquellos que hereden para lo bueno o para lo malo este trabajo?".

Yo siempre digo que si el primer objetivo de un buen software es resolver algún problema y que le sea de utilidad a alguien, lo segundo es que debemos programar para que los demás puedan asumir fácilmente aquello que hacemos. Nada más ingenuo que pensar que cuanto más rebuscado hagamos el trabajo mayor la estima técnica que nos puedan tener.

Un cosa clara me ha demostrado la experiencia, algo además irrefutable: las mejores soluciones con las que más me he sorprendido, han sido claramente las más sencillas. Todos podemos deliberadamente hacer algo complejo, pero pocos, muy pocos, podemos dar con el medio o la solución más sencilla.

Este debería ser uno de los prinpios con los que trabajar en el día a día: intentar buscar siempre la solución más sencilla a cualquier problema, tanto de programación, de diseño, etc.

No sólo este principio mejorará nuestros productos, nuestro día a día en el futuro cuando tengamos que volver a modificar una aplicación, sino que con el tiempo te das cuenta de que el hábito constante de buscar siempre simplificar las cosas, precisamente te reprograma la cabeza para que de manera natural te surjan soluciones sencillas.

Recomiendo encarecidamente la lectura (y relectura) del libro Code Simplicity, el libro de Max Kanat-Alexander, ingeniero software en Google en donde reflexiona sobre estos conceptos que tanto pueden hacer por mejorar la calidad del trabajo que realizamos. Su blog también contiene entradas muy interesantes.

Comparte esta entrada...

Todos los libros de Rafael Gómez Blanes

Todos mis libros técnicos

Si quieres conseguir una carrera de éxito desarrollando software y saber cómo evitar los errores habituales, lee El Libro Negro del Programador best seller en su categoría en Amazon), o adquiérelo ya aquí.

Si quieres conocer las principales técnicas de desarrollo ágil, código limpio y refactoring, lee El Libro Práctico del Programador Ágil, o descárgalo ya aquí.

Si estás de acuerdo conmigo en que somos seres de hábitos, conviértete en mejor profesional leyendo The Coder Habits, o consíguelo ya aquí.

Los tres libros técnicos los tienes ahora a tu disposición en el pack La Trilogía del Programador Profesional, léelo ya.

Si tienes un proyecto que gestionar y no sabes cómo, aprende metodología lean y lee El Método Lean MP, o adquiérelo aquí.

Desde junio, El Arte del Emprendedor Digital

 

Rafael Gómez Blanes Rafael Gómez Blanes
¿Hablamos?

Trabajo en...

Archivo

Mis novelas...